jueves, 19 de septiembre de 2013

Con la cámara en el bolsillo. Consejos Generales.

Algunos consejillos generales, ¡que se te graben en la cabeza y en el corazón! siguiendo estos cinco "tips" notarás cómo mejoran tus fotos hechas con el móvil:

(Ojo, en este post hay fotos feas, no me hago responsable de los daños oculares del lector)




1.- Todo se trata de la luz. Efectivamente, y como es tan importante lo trataré algo más extensamente mañana mismo. Por ahora baste saber que con poca luz las fotos salen con mucho "ruido" digital (esa especie de grano) y normalmente borrosas. Pues pongo el flash, pensarás. Si bueno, ya sabes que no lo recomiendo, pero en interiores con poca luz o exteriores nocturnos úsalo pero sólo si vas a retratar algo que está a menos de 2-3 metros, ya que más allá no llega la luz del flash.


2.- No utilices el zoom del móvil. Ya hemos visto que las ópticas de las cámaras del móvil no son muy buenas y obviamente no tienen zoom óptico (el que realizan las combinaciones de lentes dentro de un objetivo al acercarse o alejarse). Lo que tenemos es un zoom digital ¿y eso qué hace? pues en realidad lo que hace es ampliar la imagen para "acercarnos" a la zona sobre la que queremos hacer zoom. Y al ampliar la imagen perdemos calidad, porque los pixeles se ven más grandes. También tenemos un efecto de vibración que hará que las fotos salgan movidas ya que cualquier pequeño movimiento de la mano se vuelve enorme en la zona ampliada de la imagen.

Foto nocturna con zoom, borrosa y mal encuadrada


3.- Encuadra, encuadra, encuadra. Fundamental; seguir un par de reglas a la hora de encuadrar puede dar un giro completo a tus imágenes. Además de lo más básico que es meter al personaje en la imagen (no como en la foto de arriba), también entraré más adelante a hablar de la "regla de los tercios", el "regla del horizonte", "regla de la mirada", los distintos puntos de vista (POV), etc.

Y practica, insisto en que practiques mucho, párate a pensar en las normas del encuadre y cuando ya formen parte habitual de tu forma de tomar fotos, ¡rómpelas! También tiene un efecto impactante cuando no se siguen las normas a propósito.



4.- Enfoca, Enfoca, Enfoca. Por favor, respira un momento y enfoca. Las fotos movidas no deberían enseñarse nunca jamás, deberían ser borradas inmediatamente de la tarjeta... Aquí van un par de consejos para enfocar:
- si sabes de antemano que tendrás escenas de acción o movimiento recuerda poner el modo escena en "deporte" o "acción", así podrás seguir al sujeto y disparar en los momentos que quieras sin preocuparte demasiado.
- sujeta el móvil con firmeza, ¡pero sin estrangularlo!
- espera a que el autoenfoque de la cámara te de la señal correspondiente, un circulo verde, un cuadradito en las caras, un ligero beep (ya sabes, conoce tu cámara antes que nada, incluso lee el manual si fuera necesario)
- ¡dispara! ya sea tocando en la pantalla o en el botón, pero no te muevas hasta que la cámara da la señal de que ha tomado la foto (un click, el fundido en negro, una cortinilla...), es una fracción de segundo, no tengas tanta prisa.


Foto en interior, sin flash, tomada a lo loco.

Foto en interior, sin flash, enfocando.


5.- Momento "dedazo". Parece mentira pero el dedo tapando parte del objetivo o incluso tapando el flash es más frecuente de lo que parece, así que conoce tu cámara y elige una posición de las manos cómoda para sujetar bien la cámara y no tapar ni objetivo ni flash.

El dedo tapa parcialmente el flash y toda la luz entra por el objetivo.

Y un par de "bolas extra";

- Cuidado con el color de la funda de tu móvil; sí, porque tus fotos podrían tener un tono amarillento, azulado o rojizo. Sufrí fotos rojas  una temporada por la funda roja de mi móvil, así que transparente, negra o blanca.



- Edita, edita, edita. Las fotos que he puesto aquí son lo que se denomina SOOC (Straight Out of the Camera), tal cual salen del móvil; pero los móviles tienen múltiples posibilidades de apps de edición, empezando por la propia cámara que normalmente deja corregir algunas cosas básicas como enderezarlas (regla del horizonte), recortar (puede mejorar el encuadre) y aumentar o disminuir la exposición.
Ya sé que el impulso es subir las fotos lo antes posible a facebook, a instagram, o a nuestro blog, pero refrena ese impulso ¿por qué quieres enseñar un trabajo sin terminar, sin pulir? ¿por qué aburrir a  los demás con ocho fotos de casi lo mismo?. Respira, elige las mejores, dale algún toque para mejorarlas y entonces muéstralas, no te tomará ni cinco minutos, así que tendrás esa inmediatez si quieres pero mostrando fotos hechas con cariño.

Besos mil y a practicar todos.

P.D.: Sergio, como ves, no todas mis fotos son buenas, pero procuro enseñar sólo las mejores. Así que este post va dedicado a tí, para que compruebes que no llevo siempre a un fotógrafo profesional a mi lado.

2 comentarios:

Borjapeich dijo...

Naaaaa. Peor es mi fotógrafo profesional: un día fue a por tabaco y todavía no ha regresado.
Ademas ahora mismo hacer fotos mas o menos buenas es fácil. Lo que falta en muchos casos es "ojo" para hacer la foto. Ese, por desgracia, no es tan sencillo.

Bss.

Carola Gómez dijo...

Jajaja.
Sí, hacer ftos más o menos "bien" (que no buenas) será fácil, pero no veas lo que hay por ahí.
Lo del "ojo" también tiene un poquito de técnica y luego un mucho de entrenamiento. Ya llegaremos.